03 abril 2014

Panecillos tiernos - Delicatessen Diferentes

Panecillos tiernos




panecillos tiernos


Madre mía! En cuanto han empezado a oler en el horno, uno de mis hijos ha salido de su habitación donde estaba estudiando y se ha zampado uno recién hecho, sin esperar a que enfriaran sobre la rejilla ni nada.
Estos panecillos tiernos están inspirados en la receta que me pasó una amiga sevillana y que ella había adaptado a su vez del libro de Xavier Barriga, panarra donde los haya. Cada vez que los hago, no da tiempo a ponerse duros porque los rellenan con paté; con atún, lechuga y tomate; con filete de pollo y tomate frito, etc. También solos, para acompañar la comida. ¡Les encantan y son muy fáciles de hacer!
Lo único que tienes que recordar es que el poolish lo tienes que preparar la noche antes.
Si quieres comprobarlo, ahí te va la receta:


Ingredientes:
Para el poolish:
  • 150 ml, de nata sin lactosa (Ya sabéis, por aquello de tener hijos con intolerancia a la lactosa)
  • 100 gramos de harina de fuerza
  • 5 gramos de levadura de panadero
  • 60 gramos de agua templada
Para la masa de los panecillos:
  • 500 gramos de harina panadera ( harina normal)
  • El poolish que tenemos fermentado
  • 10 gramos de sal
  • 225 gramos de agua templada
  • 5 gramos de levadura fresca (la venden en cubitos en los supermercados)
  • Semillas para poner por encima, las que os gusten. Yo he usado de chia, pero también le van bien las de sésamo, calabaza, lino, etc.
Preparación:

Del poolish: 
En un cacharro grande (para que pueda subir bien la fermentación sin salirse del recipiente) se mezclan, en este orden, el agua con la levadura, removiendo muy bien hasta que se disuelva. Le añadimos la nata y volvemos a mezclar y, por último, añadimos la harina removiendo hasta que nos quede una masa sin grumos. La tapamos bien y la metemos a la nevera toda la noche.
Al día siguiente se saca el poolish, se destapa  y se deja a temperatura ambiente una hora aproximadamente hasta que pierda el frío de la nevera y se llene de burbujitas la superficie.

De la masa de los panecillos:
En un bol mezclamos la harina, el agua y la sal. Añadimos el poolish, removemos e incorporamos la levadura deshaciéndola con los dedos. Amasamos bien los ingredientes y dejamos reposar, tapando el bol con papel de plástico o un gorro de ducha o un paño de cocina, durante 15 minutos.
Ponemos la masa en una superficie un poquito enharinada y amasamos trayendo los bordes hacia el centro y apretando hasta que la masa esté suave y elástica. Cortamos porciones de 100 gramos y les damos la forma que más nos guste (redonditos, con forma de bollito). Para darles forma, se doblan los bordes hacia el centro y se aprieta para sellar, dejando el sellado en la parte de abajo. Se van colocando los panecillos en una bandeja de horno cubierta con papel vegetal, separados entre sí porque van a subir en el levado. Los tapamos durante 70-90 minutos (procurar que no se pasen de levado porque si no después no subirán tanto en el horno) y los dejamos en una zona que no tenga corrientes de aire ni cambios de temperatura.
Encendemos el horno a 250ºC (temperatura máxima de tu horno)
Hacemos unos cortes a los panecillos, los pincelamos con un poco de agua y les echamos por encima las semillas que más nos gusten.
Los metemos en el horno y echamos medio vaso de agua en el fondo del horno para crear vapor dentro. Cerramos rápido. Sólo necesitan 12 a 15 minutos. Los ponemos sobre una rejilla separados entre sí para que enfríen y ¡LISTOS PARA COMER!
Secun

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...