08 mayo 2014

Mini tartaletas para aperitivo - Delicatessen Diferentes

¿Tienes un marido de esos que, de pronto, en una reunión de amigos dice... "Os venís a casa y tomamos un aperitivo"?

mini tartaletas para aperitivo


Tu, mentalmente y a la velocidad de la luz, empiezas a repasar la despensa, la nevera, el congelador y...en éste visualizas unas maravillosas y socorridas mini tartaletas que hiciste con la masa quebrada que tenéis en el índice de recetas del blog y que te dicen: tranquila, ya lo tienes resuelto.
Bueno, casi. Sólo tienes que descongelarlas y rellenarlas. Pero eso sólo te llevará 15 o 20 minutos. 
Lo más entretenido es hacerlas pero, una vez congeladas, tardas muy poquito en tener preparados unos aperitivos con "sello propio".
Puede que las que venden ya hechas estén ricas pero, en esto de la cocina, es muy satisfactorio poner en la mesa un plato que esté hecho por ti de principio a fin, si dispones de tiempo.

Estos moldes me enamoraron cuando, leyendo un post de uno de mis blogs favoritos, "webos fritos" ví que Su los recomendaba porque no necesitan engrasarlos para que salgan las tartaletas así de bonitas.
Por si alguien quiere comprarlos,  los podéis encontrar en esta tienda en la que tienen menaje de cocina de buena calidad y muchos modelos para que podáis elegir.
Estas tartaletas son una posibilidad para usar la masa quebrada que hice y congelé. En otro post os aconsejaré rellenos que queden ricos, originales y vistosos para ellas y también la utilizaremos para hacer algún pastel salado.


Preparación:

Extender la masa quebrada (si pinchas en el enlace, verás la receta) con el rodillo sobre una superficie enharinada para que no se pegue. 
Dejarla lo más finita posible pero que no se rompa al ponerla en los moldes.
Presionar los bordes con cuidado con los dedos y poner encima otro molde de la misma forma. Esto es un truco para que la masa no se hinche y conserve la forma de los moldes.
Ponerlos en la bandeja del horno y hornear entre 10 y 15 minutos. 
Quitar, con cuidado para no quemarse, el molde de arriba. 
Para conseguir que queden doraditas y crujientes, volver a ponerlas un par de minutos más en el horno vigilando que no se pasen de tostadas.
Desmoldar, dejar enfriar unos minutos y... ya están listas para rellenar o para guardar en un recipiente hermético en el congelador. 

No os perdáis las siguientes publicaciones. Os daré más ideas para usar estas tartaletas y la masa quebrada.
Secun

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...